Cuando se organiza un viaje en familia, Asia no siempre está entre los destinos más buscados pensando quizás que carece de atracciones para los más pequeños. Por tal motivo, en los últimos años han surgido muchas alternativas para satisfacer las demandas de adolescente y niños que pretenden hacer algo más que castillos de arena.

Aquí algunas:

Singapur: en marzo de 2010 Universal Studios abrió en la Isla de Sentosa la última franquicia del parque temático estadounidense con un tamaño más reducido que otros parques de la cadena.

Algunas novedades compensan la diferencia de tamaño y los fanáticos de Shrek, Madagascar, la Momia, Parque Jurásico y otros éxitos del cine de Universal, podrán disfrutar de ellos, de los juegos y de las últimas tecnologías y efectos especiales puestos en función del divertimento.

Hong Kong Disneyland: aunque  el target parecerían ser los más pequeños de la familia, Disneyland es el mayor competidor del anterior en la región. A la hora de hacerse fotos con Mickey Mouse o Winnie the Pooh, la edad no hace la diferencia.

Como el de Singapur, así también se diferencia del parque original por su tamaño lo que hace posible recorrerlo en un mismo día.

Es aconsejable estudiar el calendario chino de vacaciones porque la multitudinaria concurrencia en esas fechas puede resultar agobiante.

Chiang Rai (Tailandia): cerca de la frontera con Laos y Birmania, es posible vivir una de las experiencias más extraordinarias para realizar en familia: aprender a montar en elefante.

Muchos hoteles del llamado Triángulo de Oro incluyen en sus servicios el curso de mahout, o jinete de elefante, donde además se enseña a convivir con los paquidermos, acercarse a ellos e incluso bañarlos.

Luang Prabang (Laos): se trata de un recorrido por el río Mekong que, saliendo de Luang Prabang y después de visitar las cataratas de Kuang Si, lleva a conocer a los Kamu, una tribu indígena del norte de Laos.

Niños y adultos son invitados de honor y para los más pequeños, la excursión constituye una experiencia inolvidable que los acerca a las culturas asiáticas a través de su participación en la ceremonia de la plantación de arroz, aprendiendo las técnicas tradicionales de pesca o caminando por la selva para identificar plantas medicinales que todavía se usan en la tribu.

Parque Nacional de Yala (Sri Lanka): este parque que tiene la mayor concentración de leopardos del mundo es uno de los mejores lugares donde observar y fotografiar leopardos.

Ubicado en el sureste de la antigua Ceilán, también pueden avistarse osos, elefantes, ciervos y cocodrilos dispersos en un área de 100.000 hectáreas

Fuente: Ocho Leguas

Etiquetas: , ,