Entre los destinos emergentes, Asia viene encabezando desde hace tiempo el gusto del viajero atrayendo hacia sí, el centro de gravedad del turismo mundial que se ha  desplazado al continente.

Entre todos los países asiáticos, China es quien figura a la cabeza y aseguran que dentro de diez años será, no solo el primer emisor de turistas sino también, el primer destino turístico mundial.

Tal pronóstico ha sido expresado por el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, quien aseguró además que a finales de este año, el gigante asiático podría superar a España quitándole el tercer puesto como destino turístico a nivel mundial.

Según las previsiones de la Organización Mundial del Turismo, Francia y Estados Unidos mantendrán su primer y segundo puesto, según la clasificación oficial de los principales destinos turísticos del mundo que se publicará en el mes de enero.

‘China ha decidido hace unos años que el turismo tenía que ser un pilar de su economía y ha funcionado’, destacó Rifak en un encuentro con la prensa. En el año 2000, China recibía 8 millones de turistas extranjeros, seis veces menos que en 2009.

En 2009 y por primera vez, los turistas chinos gastaron en el extranjero mucho más que los turistas franceses, circunstancia que ubica a China en cuarto lugar, por debajo de Alemania, Estados Unidos y Reino Unido en ese rubro.

Los números indican el crecimiento del país asiático por cuanto el año pasado Francia recibió 74,2 millones de turistas internacionales, seguida de Estados Unidos, con 54,9 millones, España, con 52,2 millones, y China, con 50,9 millones.

Rifai también ha vaticinado un crecimiento generalizado para el turismo mundial, que después de un año tan malo en cifras como 2009, debería registrar a finales de 2010 un crecimiento de entre el 5% y el 6%.

Foto: Trotamillas 

Etiquetas: ,