Tiene dos zonas bien diferenciadas: la Ciudad Vieja, con los restos de siete poblaciones levantadas y sucesivamente destruidas, y Nueva Delhi, construida por los británicos a principios del siglo XX.

Más de 20.000 ruinas distintas y 1.300 monumentos catalogados perduran en esta ciudad cuya población excede los siete millones de habitantes. No se pierda el Complejo del Qutab Minar, de la época de los primeros sultanes, con restos de una mezquita erigida  y piedras de otros 27 templos; ni la característica torre, de 72,5 metros de altura, que ha resistido 700 años en pié.Más del doble, 1.500 años , lleva sin oxidarse un ápice la Columna de Hierro que hay al lado. Es un homenaje al dios Vishnu. Y un reto a todo visitante , que debe ponerse de espaldas y rodearla con los brazos hacia atrás; si junta las manos, es señal de buena suerte.

La mezquita Jama Masjid, considerada la más grande de India, puede albergar en su amplio patio a 20.000 devotos. Construida por el mogol Shah Vahan –el mismo del Taj Mahal– se inspiró en la Tumba de Humayun. En el Fuerte Rojo, impresionante palacio de piedra arenisca, hay todas las noches un espectáculo de luz y sonido.

Llena de jardines, por la Puerta de India se llega al Rajpath, avenida que conduce al ex palacio del virrey, ahora residencia presidencial. Junto al río Yamuna, monumentos a Gandhi,Nehru y otros héroes en el lugar donde fueron incinerados. Numerosos museos, desde el nacional, repleto de arqueología, hasta el del  Ferrocarril, el de Muñecas, el de los Niños o el de Filatelia, aseguran un barniz de cultura india.

Etiquetas: , , , ,