Publicado por: María Belén-

El vestido tradicional que visten las mujeres chinas se llama qipao; típico  y femenino, símbolo de la belleza de las mujeres orientales se caracteriza por su cuello cerrado y las aberturas laterales.

Es una leyenda en oriente pero en virtud de tantas películas que el séptimo arte nos ha regalado, este vestido también es moda entre las mujeres occidentales porque marca la silueta y si su cuello cerrado ensaya un cierto recato, los amplios cortes laterales permiten no sólo libertad de movimiento sino también, la vista apurada de las piernas femeninas.

El vestido se adapta como un guante al cuerpo de la mujer, haciéndola sentir bella y muy sexy.  Se puede optar por un modelo de manga corta, manga larga o sin mangas y puede combinarse perfectamente con otros accesorios u otras prendas como chaquetas y abrigos ya que puede usarse durante todo el año y no solamente en las estaciones cálidas de primavera y verano.

 

Se confeccionan con seda natural, el material más noble, y ofrecen un amplio abanico de posibilidades en lo que refiere a la combinación de colores y estampados, siendo los más comunes los motivos florales (inspirados en la naturaleza) o en la mitología china pero, en todo caso, la creatividad del artista es el único límite para la maravillosa producción de motivos.

La mujer china utiliza los qipao sólo en ocasiones muy especiales tal como la celebración de la ceremonia nupcial, por ejemplo, pero la moda occidental influida por el estilo de oriente lo ha convertido en un objeto ideal y exótico para lucir en fiestas y compromisos sociales.

El vestido chino, femenino y exquisito, se caracteriza por su alta calidad tanto en el tejido como en la confección atenta hasta los mínimos detalles, exquisitez que suele ser más apreciada en el estampado, bordado en relieve con hilo de seda.

Fotos: TCT

 

Etiquetas: ,