Publicado por: María Belén-

 

Miles de visitantes llegan cada año a Israel deseosos de conocer la Tierra Santa y recorrer los lugares bíblicos. Pero hay sitio donde la Biblia cobra vida a partir de los animales mencionados en ella.

Se trata del Zoológico Bíblico de Jerusalén, que se ha hecho tan popular que hasta cuenta con su propia estación de tren. Construido alrededor de un lago artificial, estanques laterales y cascadas que utilizan agua reciclada, el zoo se extiende sobre una superficie de veinticinco hectáreas de amplias praderas y bellos lugares de fresca sombra. El parque posee una zona de sabana con animales que vagan en libertad y un tren para visitantes que permite trasladarse por el parque a través de diversas estaciones a lo largo de su ruta, excepto sábados y festivos.

El zoológico exhibe más de 170 especies, la mayoría de ellas mencionadas en el Libro Sagrado y otras casi extinguidas, es el hogar de osos, leones, rinocerontes blancos, ciervos y cocodrilos, cada uno de ellos acompañados por el relato de su historia bíblica.

El zoo infantil contiene una zona para acariciar a los animales y un parque con un bar anexo para que los padres puedan mirar a sus hijos. En vacaciones, las Casas de los Animales Amigos (Bayit Hai en hebreo) ofrecen encuentros guiados y actividades en contacto directo con los animales menos temibles. El Jardín Escultórico del Arca de Noé es una nueva y exótica zona de juegos diseñada por la escultora Niki de Saint Phalle (creadora del célebre Mifletzet o Tobogán de los niños del monstruo en Kiryat HaYovel) y el arquitecto Mario Botta (diseñador de la Sinagoga Cymbalista de la Universidad de Tel Aviv y del Centro Cultural Judío). El centro para visitantes del zoo, con vistas a la sabana africana, tiene forma de arco, y cuenta con un auditorio, una galería para exposiciones temporales, puntos de información informatizados, una tienda de recuerdos y un autoservicio situado en la cubierta del Arca.

El parque organiza actividades y programas especiales durante todo el año que permiten disfrutar de una divertida jornada cualquiera sea la edad y se constituye en uno de los más excelentes y populares destinos familiares en el país.

 

Foto: Del arte de cruzar los océanos

 

Etiquetas: ,