Publicado por: María Belén-

Una de las historias más conocidas de la Biblia es la del Arca de Noé, un suceso del Antiguo Testamento que relata cómo el profeta Noé construyó una embarcación para salvar a su familia y a varias parejas de animales para preservarlos del diluvio universal y poder repoblar la Tierra con su descendencia, una vez que las aguas calmaran.

Hong Kong posee desde el año 2009 una réplica en tamaño real del arca constituyéndose en una de las atracciones turísticas que convocan gran  número de visitantes. Inspirada en el Génesis del libro sagrado, instruye con mensajes medioambientales y está ubicada en Ma Wan, una pequeña isla de un kilómetro cuadrado de superficie, junto al puente de Tsing Ma que une la isla con la vecina Tsing Yi.

La impresionante estructura de 25.000 metros cuadrados, está dividida en cinco plantas; posee un cine y un teatro donde se representan los pasajes de la Biblia que aluden a la instalación, y en la última planta se encuentra el Noahs Resort, un hotel de primera categoría, con habitaciones dobles y dormitorios con capacidad para grupos de cuatro a ocho personas.

Como atracción particular, el Arca exhibe un trozo de madera hallado en el Monte Ararat (Turquía) que data de cinco mil años de antigüedad y que se cree pueda haber pertenecido a la embarcación original.

El Arca de Hong Kong no es la única réplica del mundo, Holanda tiene otra de menores dimensiones pero que, a diferencia de la oriental, sí cuenta con animales verdaderos.

Una atracción que te permite viajar por la historia bíblica e instruirte sobre la manera de cuidar el medioambiente.

Fotos: CNTV

Etiquetas: , ,