Si buscas pasar un momento fuera del ritmo agobiante de la ciudad, alejado del ruido ensordecedor cotidiano y respirar aire fresco sin el aroma del cemento abrumador, el Jardín Lodi es un sitio perfecto para la ocasión. Sus 90 hectáreas de pura naturaleza invitan a relajar la mente y a disfrutar también de su riqueza histórica y arquitectónica.

El Jardín Lodi fue instaurado en 1936 por la esposa del Marqués de Willington, el gobernador general de la India bajo el dominio del Imperio británico. Se encuentra ubicado en el centro de Nueva Delhi, en una zona residencial de la ciudad y se puede apreciar la influencia de un estilo inglés en su construcción.

Los jardines albergan varios monumentos históricos, muchos de los cuales pertenecen al siglo XV. Los más famosos son las tumbas gemelas de los sultanes Sayyid y Lodi que gobernaron el país durante los siglos XV y XVI. Tienen una forma rectangular, lucen una cúpula y a la vista parecieran tener dos pisos. La primera de ellas pertenece al último rey de la dinastía, Mohamed Shah y se destaca por sus coloridos azulejos y las inscripciones del Corán. La segunda es muy similar con una cúpula de vidrio azul, pinturas con diseños florales y contiene varios féretros.

El Puente de Athpula constituye otra de las estructuras históricas ya que fue construido en el siglo XVI. Su nombre significa “ocho puentes” puesto que se sostiene sobre ocho pilares que dan forma a siete arcos y es necesario atravesarlo para entrar al jardín desde el nordeste. Dentro del jardín también podemos encontrarnos con el Parque Nacional de Bonsais que contiene una interesante colección en miniatura de varios árboles y plantas.

Este enorme rincón de inmensa tranquilidad es el refugio de muchos habitantes de Nueva Dehli que desean pasear, salir de picnic y abstraerse de la caótica vida citadina. Seguramente todo el que lo visite será seducido por el apacible sonido de la naturaleza.

Etiquetas: , , , , ,