Al decir Kurdistan, la imaginación tal vez no vuele casi instintivamente hacia imágenes celebres, como suele ocurrir con otros destinos. Pero eso no habla de un punto turístico menor, sino todo lo contrario. Porque Kurdistan es una ciudad hermosa, bañada por bellísimos paisajes, naturaleza y montañas.

Esta nación está gobernada por los Kurdos desde el año 1991, y para conocerla, podemos llegar en avión hasta la provincia turca de Diyarbakir, y desde ahí, un viaje en coche por rutas agrícolas, por la suave brisa de una naturaleza, que nos dejara justo allí, en Kurdistan.

Una vez en Kurdistan, podemos abordar la ciudad de Sulamaniva, que guarda en su pecho el Palacio Sulamaniy, el hotel más lujoso de la zona, que nos dejara respirar en el por 100 dólares la noche.

Otro hermoso lugar para visitar es la ciudad de Hawler, sitio donde la vista se va a detener ante un castillo, que tiene algo así como unos 4 mil años de historia. Este es uno de los espacios más valiosos de Kurdistan, y los rumores de la historia suelen decir, que justamente allí se llevó a cabo la épica batalla entre Alejandro Magno y el Rey persa Darío.

Si el turista quiere retroceder aún más en la historia, y tocar las formas de un remoto ayer, tendrá que dirigirse rumbo a Chemi Rezan, y allí tendrá ese mundo suspendido, o técnicamente, arqueológico.

Para no dejar de lado la riqueza natural de esta región, y al turista que guste de ella, hay que nombrar la catarata más alta de oriente, llamada Galia li Bag.

Etiquetas: , ,