Tal vez este pequeño país del Sur de Asia que recibe el nombre de Bután no es uno de los destinos más llamativos y populares del continente. Pero lo cierto es que este humilde pueblo montañoso tiene paisajes espectaculares y una de las culturas más ricas e interesantes de la región.

Image

Image

La tierra de los monasterios

La cultura y las tradiciones de esta pequeña región milenaria que se encuentra a un lado del inmenso Himalaya es tan importante para su gente que incluso la visita de turistas son supervisadas por la única agencia de turismo que venden viajes en el país. Buthan Tourism Corporation es el nombre de la empresa local de turismo que se encarga de supervisar, controlar y otorgarle al turista todo lo necesario para hacer de su visita a Bután una experiencia única. El régimen tan estricto de acceso a este pequeño país es realizado de tal manera para mantener intacta la cultura local, algo que no llama mucho la atención cuando descubrimos que la cultura de Bután es una de las más fascinantes del continente asiático. Llamada por muchos “la Tierra de los monasterios” esta región como su apodo lo indica está repleta de monasterios, sitios donde los hombres y mujeres habitantes de la región aprenden las cosas más importantes de su cultura desde pequeños. Además de la increíble cultura otro de los valores más importantes para los habitantes de Bután es su ecosistema, un ecosistema que se rige como uno de los más intactos y puros del mundo. Tal conservación en la naturaleza de este país está relacionada con la inaccesibilidad que tiene debido a sus condiciones geográficas y sobre todo al extremo cuidado que tienen todos sus pobladores. Entre los monasterios más famosos y pintorescos del país podemos destacar sobre todo el Monasterio Taktsang que representa uno de los íconos más importantes de la cultura local.

Cómo visitar Bután

Visitar la región de Bután puede ser toda una aventura para los turistas, no solo por la experiencia de viaje y las posibilidades que presenta sino por la dificultad a la hora de conseguir acceso a la República. Si usted tiene la intención de visitar Bután lo primero que debe hacer es solicitar un permiso especial al Ministerio de Turismo de Bután especificando los motivos del viaje y haciendo detalle del itineario a realizar una vez que el viaje se efectúe. Además de lo complicado a la hora de conseguir este permiso especial aquellos turistas que cuenten con la suerte de poder acceder al país deben pagar unos honorarios de más de 200 euros por día. Lo bueno de estos honorarios son que incluyen todos los posibles gastos que el turista puede llegar a tener el país, tales como comida, alojamiento y transporte. La experiencia es única y solo pueden permanecer allí no más de 5 días para no alterar el precioso equilibrio de su población.