De las cataratas de Shiraito en Japón hasta Sai Yok Noi en Tailandia, Asia cuenta con las caídas de agua más espectaculares del mundo. Si tenes ganas de descubrir todo el encanto de estos fenómenos de la naturaleza conocé a continuación las mejores caídas de agua de todo el continente.

Image

Image

Shiraito Falls en Japón y Huangguoshu en China

Las increíbles cataratas de Shiraito en Japón son un destino que no necesitan introducción, su inmensidad y su paisaje hablan por si mismos y complementan de manera magnifica las maravillas que también se encuentran en el Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu. A pocos metros de la inmensidad de Shiraito Falls se encuentra un volcán que también reprenta uno de los fenómenos naturales más atractivos y sorprendentes del parque. La caída de agua de Shiraito es una de las más salvajes del continente y además cuenta con más de 70 años de antiguedad. A solo 5 minutos de Shiraito se encuentra su versión más pequeña que recibe el nombre de Otodome Falls también en el interior del parque. China tiene un equivalente para tanta belleza natural y se llama Huangguoshu, dentro de la provincia de Guizhou se encuentra este gigante que cuenta con más de 60 metros en su caída y se trata de una de las cataratas más grandes del Este de Asia. Esta caída de agua es la protagonista del parque nacional que también lleva su nombre: Huangguoshu Waterfall National Park.

Sai Yok Noi en Tailandia y Jog Falls en India

Como no podía ser de otra manera la naturaleza también ha sido muy generosa con Tailandia y le ha otorgado una de las caídas de agua más imponentes de la región, su nombre es Sai Yok Noi y se trata de uno de los destinos turísticos más visitados del país. Lo atractivo de esta caída de agua es que está completamente rodeada de un ambiente natural imponente, bosques densos y montañas empinadas completan un paisajes que representa una de las postales más hermosas de Tailandia. Las Jog Falls en India son también otra de las caídas de agua más imponentes del continente asiático, lo impresionante de este destino es la altura de más de 250 metros que tiene. Tal vez la caída de Jog no sea la más pintoresca del continente pero es sin duda la más llamativa e imponente.