butterfy-fb

La explotación y tráfico de personas es un flagelo mundial que mueve más de 32.000 millones de dólares por año y cuyas víctimas son en mayor parte, niñas, niños y mujeres. La región de Asia-Pacífico es, según la ONU,  el centro del comercio mundial de personas, con un 56 por ciento del total. Cada año, unos 2,5 millones de personas son traficadas en el mundo para convertirse en esclavos, de los cuales, la mitad, son menores de edad.

Así las cosas, cualquier estrategia que promueva la concientización del problema resultará de gran ayuda. El género de los dramas, las tradicionales telenovelas, funciona muy bien en Asia y son auténticos fenómenos de masas que pueden llevar al estrellato a ignotos actores o convertir lugares desconocidos, en destinos turísticos. Dada la pasión que despiertan, es un medio muy eficaz para transmitir cualquier mensaje.

Por ello, la organización MTV EXIT (End Exploitation and Trafficking, Fin de la explotación y el tráfico) ha lanzado un drama producido en Corea del Sur. Se trata de Butterfly, una serie de tres capítulos de 75 minutos de duración, cada uno de los cuales trata una historia diferente sobre la trata de personas.

En el primero, Jang, es engañada para ser actriz famosa y obligada a ejercer la prostitución. El segundo  trata sobre las falsas promesas que las empleadas domésticas suelen recibir para emigrar y que terminan en abuso y maltratos. El último capítulo, nos cuenta  la historia protagonizada por un niño secuestrado para ser vendido a las mafias.

Estos tres casos son los más comunes de tráfico de personas y la serie trata de acercarlos al público para enterarlo y prevenirlo. La telenovela se estrenó en Tailandia, uno de los grandes pasos del tráfico de personas en el mundo y será retransmitida en breve, en Vietnam, Camboya, Laos y Taiwán.

Con la proyección de la serie, se espera que los ciudadanos tomen conciencia y denuncien los casos sospechosos para poder desarticular uno de los negocios más execrables y lucrativos de la actualidad.

 

Etiquetas: ,