Ha llegado el momento que tanto hemos esperado. Es hora de olvidar por un tiempo agotadoras jornadas laborales, horarios estrictos y obligaciones. Deseosos de aprovechar al máximo las ansiadas y merecidas vacaciones comenzamos a elaborar nuestro plan de descanso. ¿Por dónde empezar?


¿Cómo lograr que nuestro viaje de placer y relax sea totalmente provechoso?
¿De qué manera es posible hacer rendir al máximo nuestro dinero y nuestro período de descanso a fin de regresar felices y con energías renovadas a nuestro hogar?

Una buena organización previa nos brindará la oportunidad de vivir una experiencia veraniega inolvidable. Es muy importante concentrarnos en estimar el presupuesto que destinaremos y las características que nuestro viaje tendrá de acuerdo al dinero con que contaremos.

En este análisis consideraremos el sitio turístico a elegir, el transporte mediante el cual nos desplazaremos, la clase y variedad de actividades que desarrollaremos y el costo del alojamiento. Respecto a este último y determinante ítem podremos gozar de las increíbles ventajas que otorgan las mejores tarjetas de crédito. En el caso de American Express, por medio de su Tarjeta mas Gold, los gastos de hotel se verán notablemente reducidos gracias a sus promociones. La tarjeta mas Gold American Express con Meliá permite canjear puntos acumulados mediante las compras diarias por beneficios, servicios exclusivos e incluso estancias gratuitas en cualquiera de los 350 lujosos establecimientos que esta prestigiosa cadena posee en todo el mundo.

Resuelto entonces el tema de la hotelería es recomendable informarnos acerca del destino vacacional escogido ya que esto favorecerá el éxito de nuestra estadía. Características regionales, clima, puntos de interés para los visitantes, entretenimientos y gastronomía son algunos de los detalles que habremos de tener en cuenta. Podemos aprender sobre ellos accediendo a la página web oficial del lugar o leyendo interesantes reseñas y comentarios de turistas en diversos sitios de la Red.

Algo que puede evitarnos preocupaciones de última hora es asegurarnos de preparar con exactitud y antelación la documentación requerida para realizar el viaje. Es muy útil llevar anotados en nuestra agenda números telefónicos y
direcciones de embajadas y consulados, en caso de trasladarnos al extranjero, ya que ello facilitará la tarea a la hora de acudir a estos organismos en caso de presentarse la necesidad.

No portar más equipaje del necesario, pero sí incluir artículos tales como medicamentos para las molestias más comunes y convertidores de corriente eléctrica son buenos consejos a tener en cuenta antes de partir.