En China, en la provincia de Guilin, un parque de atracciones está ofreciendo un descuento del 50% en el precio de la entrada a las mujeres que lleven una minifalda de 38 centímetros o menos. ¿Una promoción imperdible o una muestra de sexismo? ¿Una valoración de la belleza femenina o una transformación de la mujer en objeto?

minifalda

El precio habitual de la entrada al parque de atracciones es de 110RB (equivalente a unos 15 euros). Para las personas que deseen arriesgarse y llevar una minifalda (que diligentemente medirán el largo de las faldas de las aplicantes), obtendrán un precio promocional, sólo por dos meses, de 55RB (unos 7,50 euros).

Claro que faldas cortas y parques temáticos parecen una combinación peligrosa, ¡y posiblemente lo sean! El parque de atracciones ha anunciado que esta campaña de verano está orientada a motivar alas mujeres a mostrar su belleza femenina. Se nos ocurren ciertas críticas al mismo tiempo, pero lo dejamos a vuestro criterio.

Las mujeres, para conseguir su descuento, tienen que llevar una minifalda de menos de 38cm y tener más de 18 años. Mujeres con minifaldas obtendrán el mismo precio de entrada que ex soldados, mayores de 65 años y niños menores de 1,40 metros.

Como bonús, el 21 y 22 de julio, el parque ofreció un descuento extra, dejando la entrada a tan sólo 10RB (unos céntimos de euro) para las mujeres en minifalda que lleguen al parque antes de las 12 del mediodía.

minifalda medir

Los managers del parque han anunciado que esperan romper el record mundial atrayendo a más de 10.000 mujeres en minifalda en el verano. Claro que la oferta se ha vuelto un tanto controvertida e imágenes como las que os compartimos de los empleados del parque midiendo las minifaldas de las señoritas que se animal al desafío han despertado la crítica de grupos feministas.

Sin embargo lo que pocos saben es que esta campaña especialmente dedicada a las damas, comenzó en el 2007 y desde entonces se ha llevado a cabo cada verano. Como si  no fuera suficiente, la promoción coincide con el festival de arrojar agua que el parque celebra anualmente. Durante este festival la gente se arroja agua en el parque y todos terminan mojados. ¡Qué conveniente!

Vosotros ¿qué pensáis? Es una buena oportunidad de salvar unos euros durante un viaje o resulta una medida sexista y poco considerada, que casi vuelve a la mujer un objeto. A nuestras lectoras… ¿os animaríais a probar? ¿Qué pensaríais si esto sucediera en España?

¿Una forma de ahorrar dinero o una oferta que promociona una cultura vulgar? ¿Qué pensáis?

Etiquetas: , , , , , , ,