Nos encontramos en Turquía y, recorrer lo que el parque Nemrut Dagi, situado en la cima del Monte Nemrut nos tiene guardado es nuestra misión. El sitio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y eso, ya es una carta de presentación lo suficientemente interesante como para querer llegar al lugar. Es que el sitio guarda los restos de impresionantes estatuas creadas por orden del Rey Antioco, en el año 38 a.C., para rodear su tumba.

En la cumbre del monte se encuentra el túmulo de rey de Antioco realizado en piedras pequeñas, de forma cónica y con una altura de alrededor de 50 metros. A ambos lados, en dos terrazas, se alzan unas gigantescas estatuas cuyas cabezas llegan a medir hasta dos metros. Allí, también puede encontrarse el túmulo de Karakus, el puente de Cendere, Yeni Kale (el castillo nuevo) y Arsemeia. Todos estos lugares separados por algunos kilómetros que pueden recorrerse a través de una carretera asfaltada.

El monte se encuentra situado en la provincia de Adiyaman y puede arribarse por dos rutas: Kahta (Adiyaman) o Malatya. Cada una tiene sus ventajas: la primera es más cercana en kilómetros y, además, brinda la posibilidad de realizar el tour completo por Karakus, el puente Cendere y Arsemeia. El recorrido dura una hora y media, pero para llegar a la cima del monte habrá que realizar una caminata de 35 minutos por una cuesta muy empinada. Por su parte, la vía de Malatya tiene una duración de tres horas, pero por ese camino se llega hasta la cima de manera directa.

Algunos entendidos consideran a este lugar como la octava maravilla del mundo. Con esa belleza y ese halo de misterio… no lo ponemos en duda.

Etiquetas: