Aun no siendo la navidad en Pekín un evento oficial, ni de contenido religioso, desde tempranas fechas se pueden observar las calles decoradas, y sobre todo los comercios, al mejor estilo de la navidad occidental.

Decíamos, los edificios se ven sorprendidos por luces de todo tipo, las plazas colmadas por árboles navideños, y la gastronomía navideña no falta en restaurantes ni hoteles. Es curioso observar como las familias han ido adoptando costumbres navideñas, no desde una perspectiva religiosa, pero si como algo que de a poco va siendo una costumbre; en muchos hogares se coloca un árbol de navidad, y también adornos fuera de sus casas.

Los comercios si lucen el aspecto de una navidad totalmente plena. No solo para el turista, sino también para los lugareños, ya que la compra de regalos llegadas estas fechas, es algo habitual en las familias chinas.

Santa Claus parece haber tomado la ciudad de Pekín, y los corazones de los chicos, que también han adquirido el hábito de escribirle cartas pidiéndole regalos, si hay que saber que en Pekín, Santa Claus no llega el 24 por la noche, sino el 25.

Esta increíble ciudad de más de 22 millones de habitantes, desprende atractivos turísticos desde todos sus costados. La Plaza de Tian an men, costeada por edificos de un estilo comunista, el Templo del cielo, esa referencia de la maravillosa arquitectura Ming, o el histórico Palacio de Verano, hablan de su encanto, y de porque es una de las capitales más antiguas del mundo

Para más información, Usted también puede leer: “Ofertas Viajes Navidad 2010“.

Etiquetas: , , , , , ,