Asia, el Continente más grande del mundo y un universo de posibilidades con destinos turísticos de lo más exóticos. Tierra de grandes contrastes geográficos y culturales donde conviven diferentes poblaciones con sus religiones, idiomas y tradiciones, además de una arquitectura que en la mayoría de los casos es majestuosa.

 

Debido a la infinidad de países y ciudades que pueden visitarse en Asia será necesario realizar una opción entre aquellos destinos que se acerquen más al interés personal de cada viajero, sin embargo algunos lugares se han vuelto famosos y son visitados por miles de turistas cada año como los que a continuación describimos.

Burj-Khalifa-Dubai-UAE

 

Dubai

 

Arabia ha sido siempre un territorio con características que le son propias como la espiritualidad y el conflicto con numerosos destinos turísticos para visitar encontrándose entre los más tradicionales Jerusalém, Siria y Jordania mientras que entre los más exóticos y lujosos se destaca Dubai.

 

Una ciudad lujosa que se ha transformado en un destino de vacaciones ideal para aquellos que desean vivir en un ambiente casi artificial y con grandes contrastes, la época ideal para visitarla es durante los meses de marzo a junio ya que después el calor es realmente agobiante.

 

La ciudad de Dubai tiene algunos sitios, monumentos y edificios emblemáticos como el Palm Jumeirah, una de las tres islas artificiales con una peculiar forma de palmera, situado en una zona de hoteles, existe otra isla artificial en forma de semicírculo también con hoteles lujosos y otra gran construcción donde hay infinidad de tiendas, un parque marino y otro acuático.

 

Uno de los centros comerciales más importantes del mundo es el Mall of the Emirates donde abundan las tiendas de lujo y hasta una estación de esquí en su interior con nieve artificial en un ambiente de 4º bajo cero donde la gente puede aprender a esquiar o hacer un paseo en trineo.

 

El fantástico Burj Al Arab es una de las imágenes más reconocidas de Dubai por ser el hotel más lujoso del mundo y también el tercero más alto con habitaciones majestuosas y hasta una suite real, pero lamentablemente solo puede verse por fuera a menos que el viajero se aloje en el lugar.

Ya en la zona histórica de Dubai puede visitarse la Gran Mezquita y el Dubai Museum que propone un recorrido por toda la historia de la ciudad a través de infinidad de galerías, mientras que para aquellos que deseen disfrutar de un poco de sol y agua cálida nada mejor que visitar la Playa de Jumeirah que tiene una parte donde están varios hoteles de lujo pero también un sector público donde abundan las blancas arenas y las aguas cristalinas para tomar un refrescante baño.

 

Reino de Brunei

Palacio del Sultan de Brunei

imagen: aqui

 

En el sudeste asiático el Reino de Brunei es un destino turístico que aún no es tan popular como otros lugares de la región pero merece la pena de ser visitado.

 

Situado en la isla de Borneo, el oficialmente Estado de Brunei nace a partir de ser la distribución del territorio de un sultanato muy poderoso, siendo hoy el Sultán Hassanal Bolkiah la cabeza de este pequeño estado y uno de los hombres más ricos del mundo.

 

Bruneo es un país exótico con un entorno natural maravilloso gracias a encontrarse en la isla de Borneo donde abundan las frondosas selvas, montaña y playas espectaculares. La ciudad capital aunque es pequeña es sumamente bonita y limpia con algunas extravagancias típicas de esta cultura además de impresionantes mezquitas con sus cúpulas de oro y una población encantadora y hospitalaria.

 

La mayoría de las ciudades de Brunei inclusive las pequeñas aldeas están conectadas por excelente carretera incluyendo las localidades costeras, por ello para el viajero que desee recorrer todo el país lo más recomendable es alquilar un coche, sobre todo para conocer los magníficos parques naturales donde puede practicarse senderismo y otras actividades al aire libre.

 

Entre las excursiones que pueden realizarse una muy interesante es la que recorre los manglares a lo largo de profundos canales entre islas, un viaje que comienza bien temprano para no perderse toda la belleza del paisaje y conocer su magnífica fauna salvaje.

 

A solo una hora del centro de la capital de Brunei se llega a Bandar Seri Begawan, lugar donde comienza la selva virgen de la región y donde abundan los parques, lagos y hasta es posible realizar un viaje a bordo de una barca que recorre los rápidos de la zona.

 

Gracias a que Brunei ha logrado conservar de forma maravillosa sus parques y manglares además de proteger la flora y fauna autóctonas quienes visiten este pequeño país podrán disfrutar a pleno de sus grandes bellezas naturales.

Hoteles de lujo en Asia
La gran muralla china, secretos milenarios

Etiquetas: