Varanasi es un choque extremo con nuestras costumbres occidentales. Signada por el Ganges y los rituales que este implica; grupos de personas que desandan las escalinatas y se congregan para venerar al dios Sol, o para encontrar en sus aguas la renovación y la pureza de su espíritu.

Varanasi es por excelencia la meca espiritual de la India, allí arde la fe, que se plasma en cada uno de sus famosos Ghats (templos al costado de los ríos), que son alrededor de cien, y datan desde el siglo XVIII.

Los hindúes, consideraron las aguas del Ganges, como Amrira (capaz de inmortalizar las almas), y así se sigue pensando en la actualidad, donde decíamos, se encuentra gente rezando, bañándose, meditando o haciendo yoga.

El Ganges y su mundo, dejara en cada turista una impresión única.

Hablemos ahora, de otros puntos de atracción turística en Vanarasi, como por ejemplo, el Templo de Kashi Vishwanath y la mezquita de Gyanvapi, que es un espacio dedicado exclusivamente al dios Shiva. Su torre cuenta con una capa de oro, y a lo largo del tiempo fue destruido producto de frecuentes invasiones, pero finalmente fue reconstruido por la reina Rani Ahilvabai de Indore en el año 1776, y para siempre.

Otro atractivo es la posibilidad de realizar una excursión a lo que fue el lugar donde Buda predico su primer Sermón, el sitio posee objetos históricos y se encuentra a solo unos 10 kilómetros de Vanarasi.

Vanaraci, como decíamos es un lugar espiritual y de tradición por excelencia, por la tanto en ella abundan las festividades, y sus más celebres son; El festival del Ganges, y el Buddha Purnima, donde se celebra el día en el quien nació Buda.

Etiquetas: , ,