Muchas de las cosas en Japón atraen a otras culturas, quizás por el misterio que rodea al país o por la forma en que se cuentan o o se ven éstas. Lo que está claro es que las propias leyendas y el hecho de vincularlas con lugares o características de Japón hace que despierte tu interés por saber más.

La cultura japonesa

De la cultura japonesa hay muchos aspectos que llaman la atención aunque no es el único país que lo hace. En otros lugares como China también hay leyendas e historias como por ejemplo la leyenda del descubrimiento de la seda, Así pues, no podemos decir que crear un poco de fantasía sea único y exclusivo de Japón, en otros países orientales también se da creando hermosas historias plagadas de fantasía y magia.

Sin embargo, no todas las leyendas son buenas, hay leyendas malas, de terror que te pondrán los pelos de punta y más si visitas algún lugar del que te hayan comentado la existencia de yokai en la zona.

Los yokai

Un yokai se traduce en nuestro idioma a palabras como espíritu, demonio o monstruo. Su naturaleza no se sabe a ciencia cierta aunque se les atribuye siempre una malévola o traviesa.

Tampoco se sabe bien cómo son pues algunos yokai tienen parte animal y parte humana (otros oscilan entre una u otra parte). Si son más poderosos que los humanos y por eso se creen superiores a éstos y su carácter se rige por unos valores muy diferentes de los humanos.

Yokais en la cultura japonesa hay muchísimos y son incontables porque algunos no llegan a encajar en las distintas categorías que hay de clasificación pero sí son considerados demonios.

Tipos de yokai

En Japón hay varios yokais, por no decir cientos debido a que ese término se utiliza, de modo general, para cualquier monstruo y ser sobrenatural así como criaturas de otras culturas extranjeras (por ejemplo la europea).

Entre los tipos de yokai nos encontramos los siguientes:

Zoología fantasmal. Se trata de yokai con forma animal que poseen magia. Pueden transformarse en humanos si quieren, ya sea en hombres o en mujeres, sobre todo para atraer a los hombres (engañándolos como mujeres).

Los más conocidos son: Tanuki (mapache), Kitsune (zorro), Inugami (perro).

Oni. Los oni, o demonios, son, dentro de los yokai, los más conocidos, Se dice que son ogros con piel roja, azul, marrón o negra, con dos cuernos, uno a cada lado de la cabeza y una amplia boca con dientes y colmillos tanto superiores como inferiores, Generalmente no usan ropa o, a lo sumo, la piel de un tigre o de otro animal y llevan casi siempre una maza de hierro o una espada gigante. Se dice que son la personificación del mal.

Tsukumogami. Este tipo de yokai es especial porque se trata de artículos que, después de 100 años vuelven a la vida. Algunos ejemplos son; Kameosa (viejos tarros de sake), Bakezouri (sandalias de paja), Karakasa (viejos paraguas), etc.

Otros yokais. En esta categoría se englobaría a todos aquellos espíritus, demonios o monstruos que no entran en las otras categorías. Normalmente aquí van las perversiones o transformaciones de criaturas.

Algunos ejemplos son el aburasumashi, un goblin viejo con cara de patata y bebedor de aceite; el ushi-oni, un demonio que suele representarse como una araña gigante.

Para ver ejemplos de yokai en la cultura japonesa puedes ver la película Nausicaa.

embedded by Embedded Video

Puedes encontrar más cosas sobre Asia en:

China: los pasajeros pagarán un impuesto para desarrollar la aviación

En Uzbekistán está la ciudad verde, Shakrisabz

Prambanan, templos hindúes para la Trímurti

Imágenes: 1, 2